COKES

Cuando las primeras escopetas aparecieron, sus cañones sólo tenían ánimas de sección cilíndricas con sus paredes paralelas. Esta forma primitiva se fue modificando a lo largo del tiempo, y, aparecieron las paredes que definían cañones cónicos. Estos aunque parezca raro en nuestros días los primeros caños cónicos eran mas angostos en la recamara y mas anchos en la boca del cañón y lo que se buscaba era la dispersión de lo perdigones y no su concentración, era la idea para conseguir un blanco mas fácil.

 


 

     
 

CHOKES

Cuando las primeras escopetas aparecieron, sus cañones sólo tenían ánimas de sección cilíndricas con sus paredes paralelas. Esta forma primitiva se fue modificando a lo largo del tiempo, y, aparecieron las paredes que definían cañones cónicos. Estos aunque parezca raro en nuestros días los primeros caños cónicos eran mas angostos en la recamara y mas anchos en la boca del cañón y lo que se buscaba era la dispersión de lo perdigones y no su concentración, era la idea para conseguir un blanco mas fácil.
Se conocía el efecto concentrador de los perdigones con los agotellamientos en los cañones pero posiblemente las cacerías se hacían en campos más amplios y menos poblados, la poca difusión de las ventajas de esta disposición de los cañones y la dificultad de aplicación de estas condiciones hicieron que se usaran con poca frecuencia.
Si de Estados Unidos de Norteámerica, se trata, allí se atribuye el invento del choke a un cazador profesional de apellido Kimble que lo usó en su escopeta de un solo caño da calibre 6 de avancarga, para cazar patos en la riberas del Missisipí. Y obtenía según cuentan, resultados fabulosos. No hay referencias concretas sobre la construcción de su choke, pero debemos decir que la idea no era nueva.
En Inglaterra, atribuyen la invención del choke a un armero inglés llamado William Greener, en el año 1873, que fue más o menos contemporáneo del cazador de EEUU. Pero a diferencia de este dado que era un hombre conocedor del efecto del prestigio y la publicidad para un armero supo imponer la idea de que era su inventor y seguir adelante con la difusión. Muy pronto todos el mundo quería caños agotellados, no había duda de que permitían un tiro algo más largo y concentraban más la rosa de perdigones dirigiéndose hacia el blanco.
Las condiciones extremas del uso de agotellamiento solo eran efectivas en tiradores avezados y expertos cazadores, para largas distancias. La mayoría de los cazadores que poseían mediana destreza y entrenamiento deseaban un tiro más abierto aunque se tenga un menor alcance. Esa la primera contradicción.
Es necesario reflexionar un poco sobre que significa cazar, es sin duda el resultado. Es lo que el cazador puede obtener con su escopeta. Y no es ser un maestro tirador sino un buen cazador. Por lo que también debemos pensar que la escopeta que usamos en polígono es la misma que usaremos en cacería. El tirador deportivo en pedanas no necesita caños con agotellamiento fuerte. Solo basta por ejemplo, para un handicap de 14 metros con un ¼ choke en el caño derecho y ¾ en el izquierdo. Es común que al llegar a estas distancias será un tirador formado y ya va saber que grado de choke le convendrá.

Cuando se produce el disparo con escopeta cargada con cartucho para caza menor, las municiones comienzan una trayectoria dentro del cañón del arma que es de ánima lisa (es decir no posee estriado por lo que los proyectiles) una vez salidos de la boca del cañón, será de tipo lineal y comenzara con un agrupamiento inicial de máximo grado para que en virtud de la distancia que va a recorrer, irse ampliando hasta ir disipando sus efectos dada la roseta que los proyectiles van a describir cuando lleguen al blanco.

Estas distancias de efectos deseados son propias del tipo de cartucho y munición empleada.
La roseta lograda o plomeo a distancias determinadas son propias de cada escopeta.

Pero estos agrupamientos se pueden mejorar y hasta hacerse variables con la utilización de los llamamos chokes. Estos son simplemente dicho, simples agotellamientos en el ánima del cañón que permiten lograr agrupaciones a distancias más largas es decir lograr concentraciones de munición a mayor distancia para lograr abatir presas según el tipo de vuelo o desplazamientos de estas. Esto es lo conceptual.

En la practica lo que hemos dicho se localiza en que las armas con choke tienen perfectamente determinada su ubicación en el largo del cañón y se encuentra señalizado con punzones de fábrica de ahí el estudio de todas las marcas que contenga la escopeta es de decisiva importancia.

Si la preferencia es de tener variaciones en estos chokes existen escopetas de chokes variables o cambiables. Esto se logra con su aditamento en el extremo del cañón.

Estos accesorios se proveen como parte del equipo del arma.


A continuación se transcribe una tabla de las medidas de los chokes para todos los calibres. Se debe aclarar que no debemos olvidar que los fabricantes de escopetas625 no se ajustan estrictamente a estas medidas. Pero creemos que es lo suficientemente aclaratoria y universal a pesar de las tolerancias que cada país y fabricante impóne y que pueden variar desde 0,01 hasta 0,25 mm.

También transcribiremos otra tabla de los chokes para los calibres mas comunes. Esta vez usando la clasificación estadounidense para los distintos agotellamientos. En cuanto a la clasificación inglesa más usada en Europa y que es también muy usada entre nosotros, el "modificado" corresponde más o menos al ½ choke y el modificado mejorado al ¾ mejorado.